Aporte de valor temprano y frecuente

Trabajamos en sprints de dos semanas en los que entregamos productos funcionales que permiten rápidamente pivotar, tomar decisiones y con ello ahorrar costes innecesarios.

Una vez creado el concepto del producto, comienza el desarrollo por sprints donde cada una de las tres disciplinas, diseño, maqueta y desarrollo genera valor y crea el material necesario para el resto de equipos.

Somos un equipo multidisciplinar y unido

Nuestra comunicación interna es transparente, honesta y cercana, a través de reuniones eficientes que permiten llegar a la solución óptima sin perder ningún detalle: refinamientos, plannings, demos, retros, talleres de metodología o de historias de usuario, transferencias de conocimiento graduales, postmortems, etc.

La calidad no es casualidad

La pasión por lo que hacemos es nuestra clave para lograr un servicio de calidad. Prácticas de XP como pair programming, diseño incremental o integración continua son la base para que tu producto tenga todo lo necesario para crecer.

La alta cobertura de tests end to end y de integración aseguran que el producto pueda evolucionar sin riesgos. Técnicas como los test de usuarios o la analítica web permiten validar y mejorar de manera continua, sin que tu servicio se tenga que parar.