El proyecto

Anaya es uno de los grupos editoriales más importantes del mundo. Tenemos la suerte de ayudarles a renovar sus diseños, maquetación y posicionamiento digital de sus diferentes editoriales. Nuestro reto es hacer interfaces pensando en los diferentes públicos y necesidades, teniendo en cuenta el amplísimo catálogo de libros de cada vertical. Pensado para consumirse desde cualquier dispositivo, el diseño y la maquetación responsive de este proyecto están cuidadas al detalle para que, sin destacar por encima del contenido, la experiencia de usuario sea inmejorable.

 


El proceso

Por qué es necesario este rediseño es la primera pregunta que nos hicimos y la  forma de resolverla es preguntando a los usuarios. Durante la fase de Research identificamos las principales motivaciones para un rediseño y conceptualizamos en una linea gráfica que iteramos con el cliente.

El reto fue adaptarla a cada linea editorial de forma dinámica. Es sello de identidad que los diseños que hacemos en Redradix cumplan siempre tres objetivos y que estos estén balanceados

  • Usabilidad
  • Estética
  • Eonomía de implementación

Por ello siempre contamos con un especialista en desarrollo de interfaces para que ayude a nuestros diseñadores a encontrar ese equilibrio.

Nuestros UI developers hicieron el resto, implementando los diseños de forma modular y reutilizable, creando una guía de estilo y de componentes que ayuden a seguir evolucionando su plataforma.

 

El resultado

Una web fluida, responsive y adaptada a las necesidades de los usuarios, donde cada editorial tiene su propia identidad pero siempre bajo la marca principal.

Un gran trabajo en equipo gracias a un proceso muy bien definido, el cual ha mantenido al proyecto en tiempos y presupuesto y que ha involucrando al cliente en cada paso.